7 formas de atraer nuevos clientes a tu negocio

¿Te imaginas atraer nuevos clientes y recibir solicitudes de presupuesto de manera automática, sin tener que andar detrás de la gente?

Parece una utopía, pero no lo es.

Los clientes potenciales de tu negocio están ahí fuera. Igual que tú los buscas a ellos, ellos buscan a alguien como tú. Alguien que les solucione su problema. Y a veces ni siquiera lo saben.

Llegar a ellos es más posible que nunca. Es una de las mayores ventajas del mundo digital. Puedes lograr que sean tus clientes quienes se interesen por ti.

Así es más fácil empezar la relación con buen pie, ¿no?

A continuación, te dejo 6 formas para atraer nuevos clientes potenciales a tu negocio sin resultar pesado.

1. Lead Magnet + Email Marketing

Esta estrategia para atraer clientes es muy típica en negocios digitales. Pero eso no significa que solo ellos puedan utilizarla. Cualquier negocio que tenga una página web puede llevarla a cabo.

Lo primero que debes hacer es crear un lead magnet.

Un lead magnet es un contenido de valor gratuito que vas a regalar a tus clientes potenciales a cambio de su email.

Sí, has oído bien: regalar. No te preocupes. El contenido de valor gratuito es una inversión de futuro.

Puede ser un ebook, un checklist, un mini-curso gratuito…

Lo más importante es que este contenido esté perfectamente alineado con las necesidades de tu cliente ideal. De esta manera, lograrás mejorar los índices de conversión.

Ahora ya tienes su email. A partir de este momento puedes empezar una conversación directa. La forma perfecta de atraer nuevos clientes a tu negocio.

La estrategia de email marketing perfecta consiste en… sí, más contenido de valor gratuito.

Debes posicionarte como un experto. Ganar autoridad a ojos de tu cliente potencial. Hacerle ver que te necesita. Solo de esa manera se decidirá a confiar en ti y contratar tus servicios.

2. Marketing de contenidos

Las palabras clave son los términos mediante los cuáles los usuarios buscan información en los buscadores.

Por tanto, conocerlas te ofrece una gran ventaja. Puedes saber lo que buscan, de manera literal. Cuáles son sus inquietudes. Qué preguntas se hacen. Sus preocupaciones.

De esa manera, podrás crear contenido enfocado a responder esas preguntas y atraer nuevos clientes interesados en comprar lo que tú vendes en Internet.

Artículos para el blog, publicaciones en redes o vídeos. Lo importante es que sepas cómo buscan la información y qué desean saber.

Con esa información, podrás dar respuestas a tus clientes. Responder exactamente a las preguntas que se hacen.

Ellos te lo agradecerán y Google te lo recompensará. Si los usuarios encuentran en tu web el contenido que les interesa, mejorará tu posicionamiento y aumentará tu visibilidad.

3. Redes sociales

Las redes sociales están plagadas de gente. Usuarios de todo tipo. Jóvenes, adultos e incluso mayores. Y la mayoría de ellos, sigue páginas relacionadas con sus intereses.

Entre ellas, hay muchas marcas.

Llevar a cabo una estrategia adecuada de marketing en redes sociales puede ayudarte a conectar con todos esos usuarios que son clientes potenciales de tu negocio.

atraer nuevos clientes

Son el lugar perfecto para crear comunidad alrededor de tu negocio y atraer nuevos clientes.

4. Recomendaciones y prescripciones

No hay mayor fuente de credibilidad para tu negocio.

Los testimonios, las recomendaciones y el boca a boca funcionan mejor que cualquier acción que puedas llevar a cabo para atraer nuevos clientes.

Al fin y al cabo, tú también crees más al que está en tu posición que al que te intenta vender.

¿Cómo puedes aprovechar esto?

Podrías confiar en tus clientes. En el cariño que te tienen. En su magnífica experiencia contigo. Seguro que alguno habrá que te recomiende a otra persona.

Sin embargo, tu estrategia para atraer nuevos clientes no puede depender de unos cuantos clientes prescriptores.

Pero también habrá muchos que no lo hagan por voluntad propia. ¿Por qué no ofrecer algo a cambio a todos esos?

Puedes otorgar beneficios exclusivos, hacer afiliación… Lo que tú quieras.

5. SEO

Un buen SEO es básico para atraer nuevos clientes.

Seguro que lo sabes por propia experiencia: muy poca gente pasa de la primera página de Google. Y de la segunda, ni te cuento.

Por eso, es muy importante trabajar el posicionamiento orgánico en buscadores de nuestra marca. Debemos investigar las palabras clave más relevantes de nuestro sector y atacarlas de manera inteligente.

Una página web sin palabras clave solo sirve para enseñarsela a tus amigos y presumir de diseño.

6. SEM

Para aquellos que prefieren pasar por caja, está la opción del SEM.

Este sistema de publicidad asocia tu negocio a determinadas palabras clave. De esta forma, aparecerás en las primeras posiciones de Google siempre que se realicen búsquedas con dichas palabras.

Una de las ventajas más importantes del SEM es que el público que llega ha sido segmentado previamente.

Tanto PYMES como grandes empresas pueden sacar provecho del SEM. No lo dudes. La publicidad en buscadores es una buena forma para atraer nuevos clientes a tus servicios.

Descarga nuestro ebook gratuito:

Los 5 elementos que harán de tu página web una máquina de generar clientes.

Descubre cómo transformar una web inútil en una con capacidad para transformar visitas en clientes.

7. Marketing de guerrilla

Además de tener un nombre gracioso, este tipo de marketing es una buena opción si no puedes invertir muchos recursos en tu estrategia.

El marketing de guerrilla puede ser muy económico. Solo necesitas una buena idea. Una forma de impactar en la mente del usuario.

La única inversión que deberás realizar es en creativos.

Las acciones suele tener lugar en el entorno del cliente. La intención es que puedan interactuar, ser partícipes o simplemente divertirse.

El Coste de Adquisición por Cliente (CAC)

Lo dice su propio nombre: el CAC indica cuánto te ha costado conseguir cada cliente. Porque no, no siempre es gratis atraer nuevos clientes. Pero lo importante es que lo hagas rentable para ti.

Esta cifra se suele calcular por medios o plataformas. Solo tienes que dividir la inversión realizada en una plataforma concreta por el número de clientes conseguidos.

De esta manera, puedes saber si tu estrategia de captación está funcionando bien o, por el contrario, es un agujero en tu bolsillo y deberías cambiarla.